Actualidad
Streptococcus pyogene

Murió un bebé en Río Negro y ya son 6 las víctimas fatales por la bacteria



Un niño de 20 meses falleció en la ciudad rionegrina de Viedma y ya son seis las personas muertas por la bacteria streptococcus pyogene. Así lo confirmó Mercedes Ibero, secretaría de Relaciones Institucionales del Ministerio de Salud de Río Negro, quien comentó que el deceso del niño se produjo el pasado 3 de septiembre.

El caso se suma a las muertes de un adulto y cuatro niños en diferentes puntos del país. Este martes trascendió que un hombre de 40 años, oriundo de la localidad bonaerense de Pergamino, se convirtió en la quinta víctima fatal de la bacteria.

El paciente, según informaron medios locales, ingresó a una clínica privada con un cuadro respiratorio que derivó en una neumonía, se le realizó una hemocultivo y una punción de pleura, que arrojó una infección con la mencionada bacteria.

Otros dos casos mortales de infección por estreptococo pyogenes derivaron en las muertes de dos niñas: una de ellas de seis años, en Rosario, y la otra de siete, en Posadas, Misiones. Antes, se había difundido los decesos de dos niños en el Hospital Elizalde, de la Ciudad de Buenos Aires, donde otros tres menores habían quedado internados por la misma bacteria.

La directora de Epidemiología de la Nación, Patricia Angeleri, sostuvo que se trata de una bacteria que "siempre estuvo notificada a nivel de laboratorio" y los profesionales de los centros de salud están atentos ante la aparición de estos casos.  La funcionaria sostuvo que es fundamental que los casos sean tratados a tiempo, para evitar mayores complicaciones.

La bacteria estreptococo pyogenes "es la causa más común de faringitis con fiebre alta, y es clave agarrarlo a tiempo. También puede provocar escarlatina y lesiones en la piel", indicó el jefe de del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez, Eduardo López.

La alarma por los casos mortales causados por la bacteria se da en medio de una creciente cantidad de consulta en la guardia de los hospitales, en una época con incremento de casos de gripe y otras afecciones respiratorias.