Psicología
Por el Dr. Juan Eduardo Tesone.-

¿Por qué nos comunicamos más con emoticones?



No todo puede ser dicho en imágenes, pero ellas pueden complementar a las palabras… o a los silencios. Todos los sentidos confluyen en la comunicación humana para darle un carácter metafórico que no posee la comunicación en los animales.

En el ser humano la visualización del rostro es una de las primeras imágenes que el bebé reconoce, la primera sonrisa humana se dedica a el rostro de un ser querido, la memoria visual contribuye largamente a la memoria y al registro de la emociones.

Quizá de ahí provenga la palabra" emoticón", una manera sintética de expresar las emociones. Se puede hacer la analogía con el lenguaje onírico, lenguaje que en un alto porcentaje se expresa exclusivamente en imágenes, incluso las imágenes compuestas por el sueño que no existen en la realidad pero que expresan sentimientos y deseos inconscientes.

Estimo que los "emoticones" enriquecen el intercambio aportando un lenguaje en imágenes, aunque como toda comunicación humana, pueda dar lugar a malentendidos. El mensaje nunca es un mensaje aislado válido para todos, sino un intercambio entre dos o más personas, y en ese intercambio cada uno interpreta el mensaje desde su propio mundo interior, que puede o no coincidir con el del otro.

Comunicar afectos y emociones, más allá que sea con palabras y/o con imágenes comporta siempre un riesgo de malentendidos, pero al mismo tiempo es un riesgo que vale la pena correr, cuando uno siente que el otro entiende lo que le está pasando, más allá que se diga con palabras o con imágenes, es un momento sublime de encuentro entre dos seres.

*El dr. Juan Eduardo Tesone es miembro de  la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA)