Sexualidad
Pareja

Los principales motivos por los que el argentino es infiel



Monotonía, recuperar la adrenalina, la falta de satisfacción sexual o incluso evitar un divorcio son algunos de los  motivos por los que los argentinos son infieles, según una encuesta online. Sin embargo, expertos argumentan que el dinero puede ser otro causal que no siempre es reconocido.

La experta en relaciones de pareja, India Kang, postula que los individuos que ganan más que su pareja pueden sentir que no reciben suficiente respeto y tienen muchas más probabilidades de cometer una infidelidad. "Que uno de los dos tenga más ceros en su cuenta no indica necesariamente que vaya a ser infiel, siempre y cuando su pareja le muestre suficiente respeto, gratitud y aprecio", aseguró.

Por sus dichos, la red social SecondLove, en el que personas comprometidas buscan una relación paralela, analizó cuál es el perfil de los usuarios masculinos del país y reveló que tienen entre 35 y 55 años de edad y pertenecen a clases sociales media y media alta. Además, su mayoría tiene estudios universitarios completos y carreras profesionales.

Cuando se los consultó cuáles fueron los principales factores por lo que fueron infieles, el 67% contestó por la monotonía de su relación, el 43% por el deseo de recuperar la ilusión del enamoramiento, el 30% por falta de satisfacción sexual y el 17% por evitar un divorcio o separación.

En otros casos y en menor medida, otros usuarios aducen motivos como la convicción de que una sola persona no puede colmar sus necesidades amorosas toda la vida y también que lo hicieron por vengarse de una infidelidad de su pareja. Pero el tema del dinero no fue mencionado.

Sin embargo Matías Lamouret, vocero del sitio para Latinoamérica, opinó que el tema del dinero siempre está presente en las relaciones porque incide de lleno en la libertad de los individuos. “Cuando uno de los dos es el que lleva las riendas económicas de la relación genera una dependencia que puede influir negativamente en la pareja. Pero, dicho esto, es bueno entender que en Latinoamérica esto no suele pesar tanto a la hora de cometer la infidelidad como el aburrimiento o el estancamiento del vínculo”, aclaró.