Viernes, 24 de Febrero de 2017
  • feb
  • 9

Por la Dra. Mabel F. Salerno.-

Mitos y verdades sobre los antitranspirantes


Muchos son las preguntas que rondan a los desodorantes antitranspirantes. Si son seguros y si impiden la iluminación de toxinas del cuerpo. Incluso se llegó a asociar el uso de este tipo de productos sobre el cáncer de mama. Por lo tanto, hay puntos que merecen ser aclarados.

En primer lugar, hablemos del sudor, que es un fluido segregado por las glándulas sudoríparas y que nos lleva a usar estos productos. Lo habitual es que se genere a través de la transpiración y regula la temperatura corporal, refrigerando el organismo. Está compuesto por agua, toxinas, electrolitos y ácido urocánico.

Vale destacar que los desodorantes antitranspirantes se utilizaron por más de 50 años como modo efectivo de controlar el sudor y olor corporal. Estos productos son examinados para que cumplan normas estrictas de seguridad antes de que sean lanzados al mercado. Por ese motivo, si los empleamos de manera adecuada y sin excesos, no tendrían que provocar riesgos para la salud.

Que los antitranspirantes sean seguros, no significa que puedan ser usados a cualquier edad. Entre los 8 y 11 años los niños pueden comenzar a sudar con olor, pero para ellos son recomendables los desodorantes naturales libres de químicos, como aluminio y parabenos.

Más allá de estas recomendaciones existen tres preguntas clásicas sobre estos productos. Aqu´, las respuestas

• ¿El uso de antitranspirantes impide que elimine las toxinas nocivas a través de la transpiración?

No.  Se aplican en axilas donde existen pocas glándulas sudoríparas, que producen un 1% de la transpiración del cuerpo. Estos productos reducen el sudor axilar hasta que se quitan con el agua, y no alteran la transpiración del cuerpo, que transpira para controlar la temperatura y no para eliminar toxinas. El hígado y los riñones eliminan la mayor parte de ellas.

• ¿Qué hay de cierto entre las asociaciones entre antitranspirantes y cáncer de mama?

No existen pruebas de que el aluminio y los parabenos, ingredientes de algunos antitranspirantes, puedan provocar la enfermedad, ni afectar los niveles de estrógenos. Algunos estudios insinúan que estos desodorantes podrían dañar el ADN de las células del tejido mamario, pero tampoco hay evidencias que indiquen que este elemento se acumule en el área y pueda alterarla. Si bien es cierto que el cáncer de mama aumenta en países desarrollados, estudios científicos relacionan este incremento con otros factores, no con el uso de antitranspirantes.

• ¿El uso de estos productos luego de afeitarse puede hacer que los ingredientes penetren en el cuerpo con facilidad y produzcan cáncer de mama?

Si bien es cierto que en estas condiciones dichos productos pueden penetrar con mayor facilidad, no está relacionado o probado que aumente el riesgo de que se desarrolle la enfermedad. Hay pocos estudios relacionados con el tema, lo cual se deberá seguir investigando.

* La doctora Mabel F. Salerno (MN. 58.410) es medica especialista en Dermatología en la Clínica San Camilo.








ámbito financiero    ambito.com    Buenos Aires Herald   
Copyright © 2009 DocSalud.com - Todos los derechos reservados. - Términos y condiciones de uso - Contacto comercial: Marcelo De Cunto - 4349-1500 int 452
Grupo Indalo
iab Comscore