Actualidad
Entre octubre de 2015 y septiembre de 2016

Según informe, la cantidad de beneficiarios de obras sociales cayó un 3%



Las diez principales obras sociales nacionales (OSN) registraron una caída en cantidad de beneficiarios del 3%, lo que equivale a 200.000 afiliados, entre septiembre de 2015 y octubre de 2016, según un informe del sector realizado por la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (CADIME) y el Centro de Investigación de la Fundación Desarrollo Productivo y Tecnológico (DPT).

En una edición anterior del documento, con datos de junio de 2015 a junio de 2016 se había observado una caída del 2%, lo que equivale a 135.000 beneficiarios. Esto implica que en el tercer trimestre del año pasado se mantuvo la tendencia negativa de sus comienzos.

Según detalló el texto de CADIME, un 62,8% de la población está cubierta por la seguridad social, lo que incluye obras sociales nacionales, obras sociales provinciales (OSP) y PAMI. Un 32% de los habitantes no cuenta con seguros organizados y depende de los servicios públicos, un 13,2% de la población posee seguros privados por pregapas o mutuales, mientras se estima que el 8% de la población tiene doble cobertura.

Más allá de la merma los beneficiarios, los recursos de las OSN se incrementaron  en 2016  un 32,9%, debido a los aumentos. La recaudación de ese año fue de $108.666 millones frente a los $81.753 millones de 2015, detalló CADIM.

 El informe estimó que las obras sociales con más afiliados tuvieron incrementos del 34,17% de la cápita promedio en el período evaluado, con un rango del 14, 15% (Metalúrgicos) y el 62,7% (Actividad Docente), seguido de Osde con un 43,4%.

Por su parte, la cobertura de todo el sistema nacional de seguridad social (sin PAMI), registró una leve caída del 0,1% en cantidad de beneficiarios,  por lo tanto las diez obras sociales más grandes tuvieron una disminución en la participación relativa pasando del 43,4 al 42,1% respecto del total, entre octubre y septiembre de 2016.

En relación a las empresas de medicina privada (EMP), el informe mostró que en el período evaluado se autorizaron cinco aumentos que acumularon un 43,5% del incremento de la cuota, cifra que iguala la inflación interanual según diferentes indicadores. A su vez, desde septiembre de 2012, con la reglamentación de la Ley 26.682 de empresas de medicina privada, se aprobaron 18 aumentos de distinta magnitud, con un incremento acumulado del 274%, incluyendo el que se hará efectivo en febrero de 2017. El texto agrega que aumentaron 23 veces los valores de la cuota desde la salida de la convertibilidad, lo que mostró que los incrementos de las tarifas se aceleraron con implementación de la norma.

El informe de CADIME agregó que la triangulación entre las EMP y las OSN, implica una derivación de un tercio de los recursos económicos de la seguridad social.  Según datos del Censo 2010 del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), dos tercios de la población cubierta por una EMP, lo hacían a través de las OSN, es decir, “triangulaban” los aportes y contribuciones de sus salarios a una obra social que contaba con el acuerdo con una prepaga.   De acuerdo con los últimos datos publicados por la Superintendencia de Servicios de Salud (SSSalud), en octubre de 2016 se produjeron 33.693 opciones de cambio para recibir la cobertura de una EMP.

Por su parte, los índices de costo de producción de CADIME correspondientes a mayo 2016 mostraron que la evolución de los costos de producción de Diagnóstico por Imágenes (DxI) y Laboratorio de Análisis Clínicos (LAC) se mantuvo en promedio por arriba del 2% mensual y un incremento anual en torno al 40%.

Por último, el documento destacó que en el último decenio, el incremento de los recursos de las OSN y EMP (en promedio aumentaron casi 16 veces) y el aumento de los costos del sector de Diagnóstico médico (más de 9 veces) superan ampliamente los aumentos de aranceles (5,5 veces) que reciben los prestadores, lo que extiende cada vez más la brecha entre estos indicadores.