Actualidad
Dice que no puede hacer nada con ellas

Recibió un doble trasplante de manos y quiere quitárselas



Siete años atrás, Jeff Kepner se convirtió en el primer norteamericano en recibir un doble trasplante de manos en Estados Unidos. Sin embargo, luego de decir que nunca le funcionaron, el hombre quiere que se las quiten.

En una entrevista exclusiva con la revista Time, Kepner, de 64 años, declaró que desde el día uno no pudo usar sus nuevas extremidades. “No puedo hacer nada, solo me siento en mi silla y veo televisión”, declaró.

En 1999, Kepner había perdido sus manos por una sepsis que se inició a partir de una infección por estreptococos. Desde ese momento hasta su operación usó prótesis que, aunque con ciertas dificultades, le hacían posible manejar y mantener un trabajo, algo que según explica, hoy no le resulta posible.

Diez años después de esta infección, el hombre se sometió a una cirugía de nueve horas en el University of Pittsburgh Medical Center (UPMC). Si bien sabía que su cuerpo podía rechazar las manos trasplantadas, imaginaba que, en el peor de los escenarios, volveían a removérselas para usar prótesis otra vez. Pero ahora supo que esa opción no sería tan simple.

De hecho, esa cirugía no fue la única, sino que le realizaron distintos procedimientos para intentar que esas manos respondan a su cuerpo. Kepner asegura que después de siete años está cansado de operaciones y que lo más probable es que siga con las manos no funcionales antes de someterse una vez más a un quirófano.

El doctor .W. P. Andrew Lee, quien lideró la cirugía, comentó a la revista Time que solo seis de cada cien trasplantes de este tipo necesitaron ser removidos en Estados Unidos y Europa.

Aseguró que su equipo médico realizó cuatro operaciones de este tipo y que los otros tres pacientes recuperaron una funcionalidad significativa en sus extremidades.