Actualidad
Cifras para menores de cinco años

OMS: en el mundo al menos 41 millones de niños son obesos



Al menos 41 millones de niños menores de cinco años son obesos, y las cifras sobre sobrepeso crecen especialmente en los países en desarrollo, según un informe presentado este lunes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Comisión para el Fin de la Obesidad Infantil fue establecida hace dos años con el objetivo de elaborar un informe sobre recomendaciones transversales y multidisciplinarias para luchar contra el sobrepeso en los menores.

El trabajo presentado no es un estudio estadístico sino un material pedagógico para incitar a los Estados miembros de la OMS a actuar y a implementar políticas públicas para atajar el problema. Los expertos que elaboraron el informe se basan sobre datos incompletos en los que no se incluyen cifras de la mayoría de países de Europa ni de Latinoamérica, según especificaron fuentes de ese organismo.

Los datos globales se están aún compilando y la OMS revelará durante el transcurso del año cifras que incluirán también números sobre niños mayores de cinco años y sobre adolescentes.

Por ahora, los datos con los que cuenta la OMS muestran que la prevalencia del sobrepeso en los niños menores de cinco años aumentó entre 1990 y 2014 del 4,8% al 6,1%; lo que en números absolutos implica un incremento desde los 31 millones hace 26 años a los 41 millones ahora, consigna la agencia Efe, que cita el documento de la OMS.

El número de niños con sobrepeso en los países con ingresos bajos y medios se multiplicó por más de dos en el mismo periodo: de 7,5 millones a 15,5 millones.

"El sobrepeso es una pesadilla en potencia en el mundo en desarrollo", dijo en rueda de prensa Peter Gluckman, copresidente de la comisión.

Según los datos con los que cuenta la OMS, en 2014 el 48% de todos los niños obesos y con sobrepeso vivían en Asia, y el 25% en África.

El número de pequeños africanos menores de cinco años en África también se duplicó desde 1990: de 5,4 millones a 10,3 millones.

"La región donde el problema es más alarmante por lo rápido que crece es Asia", alertó Gluckman. Agregó que se ha detectado que los chicos de ese continente tienen un metabolismo específico que les hace retener las grasas en la parte abdominal del cuerpo y en el interior, rodeando a los órganos, exactamente donde es más perjducicial para la salud.

Con respecto a Latinoamérica se estima que la prevalencia de sobrepeso en la región se sitúa en un 8 % de los niños menores de cinco años.

Glaukman puntualizó que los dirigentes latinoamericanos son muy conscientes del problema y están respondiendo seriamente, y señaló que muchos países están dirigiendo sus políticas en la dirección correcta.

El informe recuerda que el sobrepeso, en general, crece en el mundo a causa de la urbanización (falta de espacios para correr, vida sedentaria); pero también, y mucho, a causa del consumo de comida chatarra.

"La industria es parte del problema y debería ser parte de la solución. Pero cabe a los gobiernos implementar y obligar a las empresas a poner en práctica la legislación vigente", agregó Sishtar.

Ante esta situación los autores del trabajo esperan que el Consejo Ejecutivo de la OMS, reunido esta semana en Ginebra en su 138 edición, lo tenga en cuenta y sugiera a la Asamblea Mundial de la Salud que adopte una resolución que inste a los países a aplicar medidas para luchar contra la obesidad.