Actualidad
Recomiendan apoyo terapéutico para transitarla

Seis de cada diez pacientes con psoriasis sufre depresión



Seis de cada diez pacientes afectados por psoriasis sufren de depresión y se estima que un 10 por ciento presenta riesgo de suicidio. En ese sentido, el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires instó a los familiares y afectados a consultar si se detectan síntomas de aislamiento, angustia y ansiedad.

Las últimas estadísticas indican que esta enfermedad afecta a 1.200.000 personas en el país, de los cuales unos 500.000 residen en territorio bonaerense. Si bien se trata de una afección cuyas manifestaciones más visibles afectan la piel, suele asociarse a muchas otras patologías que colocan a los pacientes en una situación de discapacidad física, psíquica y social.

“En la Provincia contamos con 42 servicios de salud mental en hospitales públicos donde pueden recurrir los pacientes con psoriasis que perciben síntomas de depresión o ansiedad”, explicó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, quien hizo hincapié en que el abordaje interdisciplinario de esta patología permite a los afectados convivir con ella con una buena calidad de vida.

“Quienes la sufren suelen evitar exponerse porque los avergüenza las lesiones en la piel, de modo que muchos se aíslan e ingresan en un estado depresivo que puede llegar a ser severo”, explicó Patricia Rafti, ex Jefa del Servicio de Dermatología del Hospital San Martín de La Plata , y asesora en Psicodermatología en la Dirección de Salud Mental del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

En tal sentido, la especialista recomendó que al tratamiento dermatológico se le sume un apoyo psicológico que permite mejorar la calidad de vida de los afectados.

Si bien antes era considerada sólo una enfermedad de la piel, los avances científicos dieron cuenta de que la psoriasis es una patología bastante más compleja, crónica y sistémica, cuyas causas están relacionadas con el sistema inmunológico. Hoy se sabe, además, que existe una predisposición genética y múltiples factores ambientales y psicosomáticos que pueden desencadenarla.

Círculo vicioso

La psoriasis y la depresión forman un peligroso círculo vicioso: al ver su cuerpo comprometido, el paciente se deprime, sus defensas bajan y esto desencadena cuadros depresivos. A su vez, situaciones emocionales estresantes en personas predispuestas genéticamente pueden incrementar la aparición de las lesiones rojas y escamosas que caracterizan a la enfermedad.

Por eso, cuando una persona con psoriasis percibe “angustia, ansiedad, necesidad de aislamiento o irritabilidad es clave que consulte con un especialista en salud mental”, señaló Aníbal Areco, director de Salud Mental del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

En ese sentido, agregó que en los 42 servicios públicos de esta especialidad existentes en hospitales también se entrega medicación ansiolítica y antidepresiva para los casos que lo requieren, en forma totalmente gratuita.

La Sociedad Argentina de Dermatología, que por estos días lleva a cabo una campaña de difusión bajo el lema “La Psoriasis puede afectar tu piel, pero no debe afectar tu vida”, también recomienda el apoyo psicológico a los afectados. Si bien aclara que no se trata de una “enfermedad psicosomática” advierte que este apoyo terapéutico “mejora la calidad de vida y las relaciones sociales”.

Claves de la afección

¿Qué es la psoriasis?

Es una enfermedad inflamatoria crónica sistémica de la piel, mucosas y articulaciones que afecta al 2-3% de la población general.

¿Cómo se manifiesta?

Se presenta con lesiones rojas sobreelevadas de la piel normal, recubiertas de escamas blanquecinas, que se desprenden fácilmente. Pueden picar, doler, a veces fisurarse y sangrar. También es capaz de afectar uñas y presentar compromiso articular.

¿Cuál es la causa de la psoriasis?

Es una enfermedad multifactorial. Existe una predisposición genética, sobre la cual actúan desencadenantes como el estrés o impacto psicoemocional, infecciones, algunos medicamentos y traumas en la piel (rascado en la piel, heridas, tatuajes). El alcohol, el tabaco y la obesidad empeoran el curso de la enfermedad. Adempas, esta enfermedad afecta la calidad de vida y puede causar ansiedad o depresión.

¿Es contagiosa?

La psoriasis NO es contagiosa.

¿Todas las psoriasis son iguales?

No, depende de la localización, edad, sexo, extensión y síntomas. En definitiva, cada persona con la enfermedad merece un enfoque diferente, considerando su caso en forma individual.

Las lesiones de psoriasis ¿Pueden desaparecer?

Sí, pueden mejorar y hasta desvanecerse con tratamiento médico, si bien persiste la predisposición. Cada paciente debe ser abordado de una manera individual. El médico dermatólogo podrá optar por tratamientos locales (lociones, cremas o ungüentos), fototerapia o sistémicos (como comprimidos o inyectables). La tendencia actual es la combinación y la rotación de los diferentes fármacos o terapias.